actualidad_morosidad

Principales conclusiones de la encuesta lanzada por FENIE al colectivo de empresas instaladoras en materia de morosidad

FENIE, a través de sus asociaciones miembro, ha lanzado, recientemente, una encuesta al colectivo de empresas instaladoras para conocer su situación en materia de morosidad.

Esta encuesta ha permitido a la Federación disponer de datos de empresas en todo el ámbito geográfico, además de un estado de situación actual. De hecho, se ha comparado el escenario actual, con los resultados obtenidos en la anterior encuesta de la Federación, que se realizó durante los meses de confinamiento, permitiendo así, disponer de una visión general para conocer cómo está evolucionando la actividad de las empresas instaladoras durante este tiempo de incertidumbre.

El resultado de este trabajo de análisis desarrollado por FENIE contribuirá a que la Federación continúe con su labor, en materia de morosidad, en el ámbito de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad, de la cual forma parte como representante del colectivo de las empresas instaladoras.

Las principales conclusiones obtenidas de la encuesta son las siguientes:

  • El volumen de facturación del colectivo de empresas instaladoras del año 2020 ha disminuido un 13 % respecto de Según los datos de la encuesta lanzada por la Federación, durante la etapa de confinamiento provocada por el COVID, la facturación había disminuido en torno a un 40%. Por lo tanto, es evidente que ha habido una recuperación significativa de la actividad después del confinamiento que, aunque no ha permitido recuperar los volúmenes de facturación del año 2019, sí demuestra que la tendencia es positiva.
  • A pesar de la tendencia positiva que demuestran los datos de facturación, éstos continúan siendo las principales preocupaciones del sector: la falta de actividad, la falta de liquidez, el mantenimiento de la plantilla y las complicaciones burocráticas.

Si bien es cierto que el grado de preocupación ha disminuido con respecto a la etapa de confinamiento en todas ellas, exceptuando en las complicaciones burocráticas.

 

EVOLUCION PORCENTAJE (GRADO DE PREOCUPACIÓN)
ENCUESTA CONFINAMIENTO ENCUESTA RECIENTE
FALTA DE ACTIVIDAD 76,01% 57,60%
FALTA DE LIQUIDEZ 65% 31,80%
MANTENIMIENTO DE LA PLANTILLA 51,40% 42,40%
COMPLICACIONES BUROCRÁTICAS 23,10% 30%

 

  • El 57% de las empresas instaladoras indican que los plazos de pago no han variado significativamente respecto de 2019 a pesar de la situación ocasionada por el Esto no implica que se cumplan los plazos de pago. Los resultados de la encuesta ponen de manifiesto que, para todos los clientes tipo de una empresa instaladora (autónomo, micropyme, pyme, grande empresa y constructora), hay un elevado número que no cumplen los plazos de pago. Entre ellos destacan las constructoras y las grandes empresas. Únicamente cumplen dentro del plazo legal en un 25% de días sin hacerse cargo de los intereses que eso supone.

 

PLAZOS DE PAGO
MENOS DE 60

DÍAS

ENTRE 60 Y 90

DÍAS

MÁS DE 90

DÍAS

AUTONOMOS/MICROPYMES 54,50% 31,80% 13,70%
PYMES 42,40% 45,50% 12,10%
GRANDES EMPRESAS 25,44% 41,76% 32,80%
CONSTRUCTORAS 24,09% 42,54% 33,37%

 

  • En los casos que el cliente es la administración, de las empresas que trabajan con ésta (un 37% en total), un 70 % de las empresas indican que no han variado los comportamientos de pago respecto a 2019 a pesar de la situación provocada por el De entre las empresas que trabajan con la Administración, la facturación media de operaciones representa un 14 % de la facturación total de la empresa.
  • Prácticamente el 100 % de las empresas instaladoras han indicado que en caso de impagos o retrasos se conforman con cobrar todo lo que puedan y que no dedican esfuerzos en tratar de cobrar intereses de demora o exigir indemnizaciones. Esto demuestra el nulo respaldo legal frente a impagos y la poca/nula posibilidad de que prosperen iniciativas en este
  • En cuanto a las metodologías de pago, los confirming y pagarés aparecen como fórmulas habituales de pago. Esto refuerza la postura de FENIE sobre la necesidad de que el deudor sea el que asuma los costes de los intereses de demora generados por confirmings o pagares de las
  • En torno al 53 % de las empresas han indicado que se les está exigiendo aceptar cláusulas abusivas relacionadas con el plazo de pago, el tipo de interés de demora o la compensación por costes de cobro u otras prácticas contrarias a la
  • El 100% de las empresas encuestadas reclama la necesidad de regular un reglamento sancionador en materia de

Como demuestran los datos obtenidos por la encuesta, continúa habiendo problemas de cumplimientos de pago y/o exigencia de cláusulas abusivas en un sector formado por microempresas (más del 80 % formadas por menos de 9 trabajadores) en el que su capacidad para hacer frente a impagos es limitada.

La regulación de un Reglamento Sancionador es una necesidad evidente para el colectivo de empresas instaladoras.

Instala Nuestra App

Instalar
×