Las empresas instaladoras continúan con problemas de comportamiento de pago según el estudio sobre morosidad realizado por FENIE

FENIE, la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones de España, a través de sus asociaciones miembro, ha elaborado, como en años anteriores, una encuesta para hacer una valoración sobre la morosidad y los comportamientos de pago que afectan al sector de las empresas instaladoras.

Con esta iniciativa, la Federación, miembro de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad y del Observatorio de la Morosidad, pretende continuar con su labor en materia de morosidad como organización representante del colectivo de empresas instaladoras.

Después de hacer un resumen exhaustivo sobre los resultados obtenidos en la encuesta, FENIE ha llegado a varias conclusiones.

Por un lado, el volumen medio de facturación del colectivo de empresas instaladoras ha crecido un 6% en el año 2021 con respecto al ejercicio de 2020.

En cuanto a las principales preocupaciones que afectan al sector, el 50% de los encuestados han indicado la falta de suministro seguido de un 40% que han indicado la falta de liquidez. Con un porcentaje inferior, los encuestados también han expuesto la falta de actividad, las complicaciones burocráticas y el mantenimiento de la plantilla como algunas de las preocupaciones principales de las empresas instaladoras.

Con respecto a los plazos de pago, según la Federación, los datos obtenidos no han variado significativamente con respecto al ejercicio de 2020, persistiendo los problemas de comportamientos de pago.

En cuanto al tipo de empresas que continúa pagando por encima del plazo legal, las grandes empresas mantienen un porcentaje similar al del ejercicio 2020, mientras las constructoras han aumentado significativamente respecto al 2020, siendo las que más pagan por encima del plazo legal de 90 días.

En el ámbito de las metodologías de pago el confirming continua como medio habitual de pago y, sobre esta metodología de pago, el 50% de los encuestados han indicado que los plazos de vencimiento se están alargando. Condición que refuerza la propuesta de FENIE , que los costes financieros de los confirming recaigan sobre el deudor.

A pesar de que la expectativa de cobro se mantiene en niveles de 2020, el 55% de las empresas instaladoras encuestadas indican que, si no mejoran los comportamientos de pagos, podrían tener problemas de viabilidad en la empresa.

En cuanto a las medidas que consideran más eficaces para erradicar la morosidad, el 74% de los encuestados han indicado que la acción principal a desarrollar sería el reglamento sancionador, seguido del 34% que considera el observatorio de la morosidad como una buena medida para tener en cuenta y el 16% que considera la factura electrónica la mejor iniciativa para terminar con la morosidad.

Las conclusiones obtenidas evidencian la persistencia de la problemática en los cumplimientos de pago en un sector formado, en su gran mayoría, por pequeñas empresas y autónomos con capacidad limitada para absorber las demoras por encima del periodo legal.

Desde FENIE apuntan que seguirán trabajando en las medidas que, desde el colectivo de empresas instaladoras, consideran más eficaces para acabar con esta lacra que es la morosidad.  

Instala Nuestra App

Instalar
×