La Asociación de Comercializadores Independientes de Energía, ACIE, a la que pertenece Feníe Energía, emite un manifiesto sobre su postura en relación con las consecuencias provocadas por las medidas tomadas por el RDL 17/2021

Publirreportaje premium: Feníe Energía

  • Este manifiesto tiene como misión la defensa de un mercado eléctrico que proteja a todos los consumidores por igual y no solo a los que acaban de firmar un contrato de electricidad con alguna de las empresas dominantes del sector.
  • Multitud de asociaciones y federaciones de todos los sectores empresariales del país se están adhiriendo al mismo.

El sector energético vive actualmente una situación delicada, en la que los consumidores se están viendo muy perjudicados. Bajo este contexto, Feníe Energía está llevando a cabo, de forma individual y a través de ACIE, una política muy reivindicativa con propuestas constructivas y exigiendo que se abarate urgentemente el precio de la electricidad de manera equitativa.

La medida de minoración de gas adoptada por el Gobierno en el Real Decreto-ley 17/2021, de 14 de septiembre, está perjudicando a los consumidores y está contribuyendo a que se refuerce el poder de las empresas dominantes del sector. Esta medida estaba diseñada para que la electricidad generada sin consumir gas devolviera los beneficios extraordinarios y a través de los cargos se bajara la factura eléctrica de todos los consumidores por igual.

Sin embargo, para evitar pagar la minoración de gas, las compañías dominantes venden la electricidad que generan sin consumir gas a sus propias comercializadoras a un precio inferior al del mercado mayorista. Tal y como se recoge en un manifiesto publicado recientemente por ACIE sobre la situación actual del mercado eléctrico, “se ha vendido más del 85% de la energía inframarginal en contratos bilaterales”. Posteriormente, destinan esa energía barata principalmente a la captación de nuevos clientes o a políticas de retención, ofreciéndoles ofertas muy atractivas a precios muy bajos, y distribuyen la energía cara, procedente de plantas generadoras de electricidad a partir de gas, al resto de clientes que ya tenían en cartera. “El problema es estructural: no hay energía barata para todos. Si se permiten contratos con un mix de 100% energía barata, inevitablemente los demás consumidores tendrán que pagar un mix de energía más cara”, apunta ACIE en su manifiesto.

Esta coyuntura, además de afectar a los consumidores españoles, está impactando de lleno en las comercializadoras independientes, como Feníe Energía, ya que no pueden acceder a esa energía barata y no compiten en el mercado bajo las mismas condiciones. De continuarse esta situación, podría llegar a eliminarse la libre competencia en España y en el futuro solo unas pocas empresas controlarán el precio de la energía.

Es por ello que Feníe Energía, ha apoyado la publicación de un manifiesto elaborado por ACIE, y al que se ha adherido FENIE y la mayoría de las asociaciones que la integran, así como muchas asociaciones y federaciones empresariales del país.

Feníe Energía, lleva muchos meses poniendo de manifiesto esta situación y ha mantenido numerosas reuniones con el Gobierno Central, el Congreso de los Diputados, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el Parlamento Europeo, así como en encuentros con periodistas de los medios de comunicación más relevantes del país.

Con el nuevo enfoque de las reivindicaciones que se orientan a evitar no solo la distorsión de competencia entre comercializadoras, sino también la discriminación entre consumidores, se ha conseguido una propuesta de reunión con la Secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen Muñoz, que tendrá lugar en los próximos días.

Pero aún hay más frentes abiertos, y de esta forma, la compañía mantiene activa su lucha y reivindicación por que se solucionen otras casuísticas que afectan al sector como, por ejemplo, los retrasos de facturación por parte de las distribuidoras. Algunas de estas empresas no envían las lecturas correspondientes al consumo de cada cliente, por lo que, al no disponer de los datos de consumo, las comercializadoras no pueden emitir las facturas a sus clientes con el importe que atañe en cada caso.

Mientras tanto, y a pesar de estas dificultades, Feníe Energía continúa apostando por un modelo de negocio centrado en el Agente Energético y orientado al cliente. Sus más de 2.400 Agentes están llevando a cabo una labor pedagógica con el cliente sin precedentes, acompañándole en este momento de tanta incertidumbre y demostrando, con un modelo único e irrepetible, que se pueden hacer las cosas de otra forma.

Instala Nuestra App

Instalar
×